El interior del hotel

cuarto de estar asterix, zona de paso al comedorLas palabras pequeño hotel con encanto reflejan la realidad del lugar. Aburrirse siempre es posible pero aquí resulta difícil si uno busca la calma.

La combinación de elementos mobiliarios antiguos y modernos resulta muy acogedora y los colores terrosos en los cómodos sofás invitan al descanso.

La muchedumbre de una colección de objetos y pequeñas figuras salidas de los álbums de la tira cómica europea nos contemplan desde el interior de 26 luminosas vitrinas que decoran el interior de esta casa de hadas.

El comedor de 130 m2, el patio de 100, las 10 amplias habitaciones (4 dobles, 2 dobles superior, dos suites de 100 m2 con 2 habitaciones dobles cada una), ofrecen el silencio del descanso y la calma con la luminosidad del cielo aragonés que entra a raudales por balcones y ventanas.